Un poco de motivación: 5 tips para tener una vida viajera.

En este post vas a encontrar el empujón que necesitás para dejarte de bobadas y de una vez por todas empezar a viajar.

el momento siempre es ahora

“Cuando termine la carrera”, “cuando me den vacaciones”, “cuando adelgace”, “el año que viene”, “me gustaría”, “ojalá fuera más como vos”…

Sí, es normal que necesites días libres para hacer un viaje, pero tener una vida viajera no necesariamente implica un viaje largo, ni lejos, ni estar flaco, ni que llegue el año que viene.

Todo eso que decimos son, en última instancia, excusas.

Podés tener una vida viajera dedicándote a hacer viajes de carretera los fines de semana por ejemplo. O si te lo podés permitir hacer escapadas a ciudades cercanas. También podés dedicarte a redescubrir tu propia ciudad, incluso escribir un blog sobre ello. Todo depende de la forma en que se miren estos lugares que visitamos. En instagram todo es bonito, a que sí? Yo tengo fotos en Instagram que he sacado a la vuelta de mi casa, todo parece tan lindo cuando me tomo el tiempo de mirarlo…Visitá cada lugar con nuevos ojos, con ojos de viajero, aunque sea el pueblo de al lado, aunque sea el balenario de toda la vida, estoy segura que vas a descubrir belleza en lugares que nunca antes te habías fijado! Yo me arrepiento de no haber visto más cosas en Montevideo, o en Uruguay, y ahora cuando voy todo es tan lindo…Pero cuando estaba ahí nada me parecía interesante, no veía nada con los mismos ojos que miro las cosas ahora.

Además, todo es cuestión de empezar, de no dejarlo todo para algún día. Sí, antes la gente se jubilaba y viajaba, pero ¿tenés la certeza de que te lo vas a poder permitir? O siendo aún más dura ¿tenés la certeza de que vas a seguir estando acá?… No hay certezas, así que nos dejamos de pavadas y el momento es ahora.

reestructura tus ideas

Tenemos en la cabeza determinadas ideas de lo que implica tener una ‘vida viajera’.

Ser un hippie y viajar haciendo dedo por todo el mundo tomando agua de lluvia y comiendo comida enlatada… Ser una persona ‘afortunada’ que trabaja viajando… Dejarlo todo y tomarse un año sabático con los ahorros de toda tu vida… Que tus padres te financien los viajes…ETC. Todas estas ideas tienen algo en común y es que en nuestra mente de personas comunes y corrientes, implicarían o bien un cambio de vida radical o algo sencillamente imposible. Están lejos, inalcanzables. Con estas ideas en mente, es normal que pensemos cosas como ¿Cómo voy a irme seis meses al sudeste asiático si tengo un trabajo y una vida aquí? ¿Lo dejo todo? ¿Y si no tengo nada a lo que volver?.

Quizás el error está en pensar que para vivir viajando se tiene que viajar lejos, o por mucho tiempo. Que para vivir viajando tenemos que cambiar nuestras vidas de forma radical. El error está en la concepción que tenemos del vivir viajando, que no necesariamente tiene que ser siempre la misma. Yo considero que vivo parte de mi vida viajando, y tengo un trabajo y una vida ‘estable’ en un lugar del mundo. Todo está en el approach. Si no sos del tipo de persona capaz de tomar riesgos, puede que encajes en otro estilo de vida que también incluya el viajar. Las ideas son muy importantes porque pautan nuestro comportamiento. Si empezamos a pensar que algunas cosas son posibles, será cuestión de tiempo que nos decidamos a hacerlas porque las veremos más accesibles.

ahorrá

Para viajar, ya sea en plan hippie chancletero o lujo cinco estrellas se necesita dinero. Aunque te la pases haciendo couchsurfing y trabajando a cambio de comida, en algún momento necesitarás un billete de avión, tren o bus. En algún momento necesitarás papel higiénico. Por esta y muchas otras razones, es necesario ir guardando dinero.

no esperes a los demás

Conozco gente que por no viajar sola y teniendo los recursos económicos, lo más lejos que ha ido desde Montevideo es Brasil. Y ha sido acompañada. A los quince años. En bus.

Descubrir el viajar sola para mi fue como descubrir el aire luego de haber estado toda la vida sin respirar. Es desbloquear una parte de tí y descubrir mil cosas que no sabías que tenías dentro.

Hay muchos lugares que mucha gente no le recomendaría a un viajero principiante solitario (especialmente a una mujer) pero también hay muchos otros lugares del mundo en los que afortunadamente es muy seguro viajar solo o sola, como Europa. De hecho, viajar solo es mucho más enriquecedor que viajar acompañado. Al viajar solos abrimos una parte nuestra que acompañados no abriríamos, conocemos más gente, nos acoplamos a grupos de viajeros, experimentamos, intentamos comunicarnos, tenemos libertad, todo lo bueno! También es muy lindo viajar acompañado, pero a menudo es muy difícil conseguir acoplar los momentos de cada uno y tomar una decisión…Si fuera el caso, planteate viajar solo/a! No te vas a arrepentir.

dedicá tu energía

No voy a soltar un rollo en plan El Alquimista porque no es la idea. No creo en eso de que si uno quiere mucho algo el universo conspirará para dárselo, pero sí creo en el trabajo duro y la intención, que al fin de cuentas es más o menos lo mismo porque una persona que quiere mucho mucho algo, y lo quiere de verdad, va a hacer todo lo que pueda para conseguirlo, por lo que lo más seguro es que a la larga termine consiguiéndolo. Podemos elegir darle el crédito a una fuerza mística del universo o a nuestro propio empuje.

Si lo que querés realmente es viajar, tenés que meterte en la cabeza que una parte de tu vida    -si no el 100%- tiene que estar dedicada a conseguir aquello que tanto anhelás. ¿Tenés un trabajo? Bueno, pensá que parte del sueldo será para viajar. ¿No tenés trabajo? Planteate seriamente empezar a trabajar. ¿Tenés vacaciones? En vez de irte de camping y a emborracharte en la playa con tus amigos sabé que esos días serán para viajar. En lugar de comprarte un iWatch (que Dios sabe que todos lo queremos aunque lo neguemos), gastate ese dinero en un viaje.

No se puede tener todo en la vida, y la gente normal que viaja mucho es porque elige eso y sacrifica otras cosas para conseguirlo.


 

Leyendo los cinco puntos encuentro un hilo conector, todo parece más de lo mismo, es que realmente todo lo es, todo está en tener la motivación y el empuje para conseguir lo que queremos. El ser humano es tan fascinante, muchas veces no nos damos cuenta del poder que tenemos, que teniendo algo tan irrisorio como la motivación podemos mover montañas. Porque al fin y al cabo el poder de conseguirla está en nuestro interior, depende de nosotros mismos, entonces, si con motivación conseguimos mover montañas y la motivación sale de nuestro interior… Por lógica TODO está a nuestro alcance, ¿no?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *