¿Hotel…hostel? ¿Sabes la diferencia?

Todos sabemos lo que es un hotel. También sabemos que hay diferentes categorías de hoteles, de una a cinco estrellas, y si bien podemos estar más o menos actualizados sobre las tendencias, como los hoteles boutique, ecológicos, o temáticos, el concepto básico de hotel no ha cambiado y lo conocemos de toda la vida.

Lo que sí ha cambiado es el abanico de opciones, y algunas prácticas que quizás existieron de forma informal durante toda la vida ahora se han establecido de forma comercial, han ganado la aceptación del público y cada día son más populares.

En este post y en el próximo hablaré de las opciones de alojamiento más habituales entre las que un viajero puede elegir hoy en día. Vamos a ello!

 

¿Qué es exactamente un hostel?

Son cada vez más populares, han cambiado totalmente de lo que eran en su comienzo. Antes eran “albergues”, luego también se conocían como “albergues juveniles” y hoy en día, para variar, el término se ha ‘anglosajonado’ y se conocen internacionalmente como “hostels” o “youth hostels” (hostels juveniles).

De cualquier forma en España el concepto de “albergue” no fue siempre el mismo que el que es hoy, pues antiguamente, sobre todo los peregrinos que recorrían el Camino de Santiago, se hospedaban en albergues de verdad: La gente se alojaba de forma gratuita en albergues organizados especialmente para recibirlos, aunque ahora debido a la demanda y popularidad se exige un pago mínimo de 5€ en los llamados Albergues Municipales, de los que hay uno en cada pueblo del Camino. Como dato informativo: No aceptan grupos ni peregrinos que no vayan a pie o en bicicleta, ni tampoco se puede reservar plaza: Las plazas se llenan a medida que los peregrinos van llegando. Esto es algo que excede mi experiencia, nunca hice el Camino de Santiago y no tengo ni idea qué pasa si uno llega al albergue y no hay más lugar.

Como dije antes, el concepto de albergue ha evolucionado: No solo ahora son establecimientos comerciales que se encuentran en todo el mundo, sino que en cuanto a los hostels, en la mayoría de los casos ya no se trata solamente de un lugar donde albergarse para pasar la noche. Sobre todo en las grandes ciudades al haber tanta competencia, el hostel ha pasado de ser un lugar donde dormir y descansar, a ser un lugar de reunión, un centro social, con atmósfera, actividades, y con una clientela cada vez más exigente: Basta con leer las reseñas de los hostels en Trip Advisor o hostelworld.com para saber que algunas personas deberían haberse hospedado en un hotel cinco estrellas con las pretensiones que tenían, o que algunas personas que se hospedan en un hostel por primera vez iban con otras ideas y dejan reseñas completamente injustas. Es como ir a Mc Donalds esperando un menú a la carte de Estrella Michelin y luego dejar una reseña en Yelp! diciendo que la comida era pésima.

Debemos adaptar nuestras expectativas al servicio que estamos contratando.

Habitación hostel en Dublin.

Habitación hostel en Dublin.

Fundamentalmente un hostel es un lugar donde vas a dormir en una habitación con más gente. Pueden haber habitaciones de hasta doce camas -o más- en forma de literas, así que seguramente te tocará dormir con alguien en la cama de arriba o en la cama de abajo. También pueden tener habitaciones privadas, algunas de ellas con baños privados también.

Las tarifas varían según la cantidad de camas que tenga la habitación que escojas, cuantas más camas más barato es, y también puede depender de si la habitación tiene baño o no. Que la habitación tenga baño no quiere decir que no sea compartido, pues si tienes cama en una habitación de 8 camas con baño ensuite, a menos que te alojes con siete amigos, el baño será compartido con desconocidos, así que es más o menos lo mismo que usar el baño comunitario. Yo prefiero que la habitación no tenga baño, pues estar durmiendo y escuchar como caga el ruso de la cama de al lado no me hace mucha gracia.

Hostel Grecia_cabins

Hostel tipo camping en Mykonos.

Sí, porque los baños son comunitarios. Compartidos y limitados. Los hostels que se han construído especialmente con este fin tienen baños como los clubes deportivos, uno para chicas y otro para chicos y cubículos con las duchas. Pero hay hostels en casas antiguas que tienen varios baños por separado, lo cual no es necesariamente mejor, en un hostel que me alojé en Londres había dos baños por planta. Con dos wc. Y dos duchas. Por planta. ¿Dije que era por planta? Cada planta tenía unas seis habitaciones de entre seis y doce camas cada una.

Puede sonar terrible toda la descripción, pero tengo que admitir que gracias a los hostels, y a las compañías aéreas low cost es que he podido permitirme viajar, porque en los hostels que reservo, busco que además se ofrezca desayuno como parte de la tarifa, en algunos casos he pagado 11 euros la noche con desayuno incluido.

Desayuno hostel en Bruselas.

Desayuno hostel en Bruselas.

El desayuno suele ser abundante y libre pero poco variado. Café, leche, té, dos tipos de cereales, pan, mantequilla y meremeladas. Ese es el básico y que más se ha repetido en los hostels que he estado. Tampoco me voy a hacer la fina, en casa hay días que desayuno tomando coca cola vieja del pico de la botella, o que se me queman las tostadas y le rasco lo negro para comérmelas igual.

El concepto de turismo ha cambiado. Ahora los jóvenes podemos permitirnos viajar, pero ya no es con las mismas ambiciones que antes. La ambición es viajar, ver lugares nuevos, no alojarse en establecimientos de cinco estrellas.

Sala común/bar hostel en Bruselas.

Sala común/bar hostel en Bruselas.

¿Qué podemos exigir de un hostel?

Aunque vaya a dormir en habitaciones compartidas y a pagar menos de lo que pagaría en un hotel, en lo personal siempre busco hostels que ofrezcan los siguientes servicios:

– Ropa de cama gratuita: No todos la ofrecen y no siempre lo avisan de forma clara, lee bien los servicios del hostel antes de reservar para no llevarte sorpresas.

– Desayuno incluido (no todos lo ofrecen).

– Que en las reseñas no haya muchas críticas sobre la limpieza. Digo muchas porque siempre hay algún huésped pesado que es la primera vez que sale de casa (esto pasa mucho con los viajeros jóvenes), el que se peleó con la recepcionista y putea por todo, el que no considera que quizás en el baño se han duchado diez personas antes que él y es normal, etc. Pero si hay muchas reseñas de este tipo, me lo pienso dos veces.

– WiFi: Importante, si buscas buena calidad de WiFi mira bien las reseñas, muchas veces el WiFi solo funciona bien en las salas comunes, por lo que si esperabas mandarte mensajitos con tu novia desde la cama puede que no sea posible.

– Habitación de equipaje gratuita: Muchas veces el check in no es hasta más tarde de la hora que llegamos, y lo más normal es que el hostel cuente con una habitación de equipajes donde podamos almacenar nuestras pertenencias hasta el momento de ocupar nuestras camas. Es un servicio por el que no se debería cobrar.

– Abierto 24 horas: Quiero salir y entrar a la hora que quiera por favor.

¿Qué NO podemos exigir de un hostel?

– Toallas: Los hostels habitualmente alquilan toallas. No es un hotel, no vienen con la cama. Así que si vas a un hostel llevate tu toalla o estate preparado para que te cobren por alquilar una.

– Candados: Ni siquiera todos los hostels tienen taquillas -o lockers- gratuitas para guardar tus pertenencias de forma segura, pero incluso los que sí los tienen que cada vez son más, no tienen el candado gratis. Puedes alquilar un candado en la mayoría, aunque en algunos los venden. Recomiendo llevar tu propio candado siempre como parte del equipaje, es muy útil, y en el caso de no haber taquilla también te sirve para cerrar la mochila o lo que haga falta. Si quieres saber cuáles son mis básicos recomendados para viajar como mochilero express haz click aquí.

– Lavandería: No. Porque no. ¿En dónde hay lavandería gratis? En casa de tu abuela quizás, bienvenido al mundo real.

– Ambiente: Sí, es verdad que algunos hostels son conocidos por tener un mega ambiente como Wombats, sobre todo porque tienen áreas del hostel específicas para la socialización. Si es eso lo que estás buscando te recomiendo que leas las reseñas antes de reservar. El fin básico y fundamental de un hostel es el alojamiento, así que incluso los hostels más populares en temporada baja pueden no tener el ambiente que esperabas.

– Políticas anti-estupidez: Siempre hay alguien que se deja el champú en el baño, luego no lo encuentra y se queja de que lo han robado. Siempre hay alguien que no puede dormir por el ruido. Siempre hay algún estúpido para todo. El hostel puede ofrecer mil servicios y todo lo que quieras, pero no es responsable de la estupidez de sus huéspedes. Ante esto, recomiendo tener escudos anti estupidez: Prevenir robos cuidando tus pertenencias (yo nunca dejo nada de valor en la habitación cuando me voy, ni siquiera cuando me voy al baño), llevándote tapones para los oídos, tapaojos (siempre hay alguien que llega y enciende la luz), etc. Y por favor, intentemos no ser estúpidos nosotros y respetar a los demás huéspedes.

Otros detalles:

En algún hostel que he visto para reservar, las críticas hablaban mucho de gente viviendo en el hostel lo que creaba un ambiente feo y raro. Gente viviendo en el hostel es gente que no tiene medios económicos para permitirse otro lugar para vivir y que pasa mucho tiempo dentro de las habitaciones, pues no está de viaje y no sale durante el día a pasear. No me gustaría que ese fuera el tipo de gente que durmiera al lado mío cuando viajo, por mil motivos, un ejemplo que me viene a la mente es la higiene general de la habitación, cuanta más rotación haya, más limpia estará la habitación pues se cambian más a menudo las sábanas, huele mejor, etc. Pero eso es algo personal, creo que para ese fin están las pensiones y no los hostels de viajeros.

No es trabajo de la recepción del hostel resolver tu vida turística. Te pueden aconsejar, te pueden dar tips, y por supuesto que te darán las indicaciones que hage falta, pero no es su trabajo PER SE. Su trabajo es gestionar tu reserva y velar por tu estadía en el establecimiento, no decirte qué bus te sirve para ir a casa de tu tía abuela que vive en un pueblo al lado del que estás visitando, si ese es el caso, yo recomendaría que acudieras a Google. Imaginate estar respondiendo a las mismas preguntas idiotas las 24 horas del día. Queridos viajeros: Hoy en día no existe excusa para no saber llegar a algún lugar, tenéis en el móvil aplicaciones para aprender a bordar con cuentas de colores y no sabéis cómo ir al aeropuerto? PLIS.

 

Páginas web donde suelo reservar:

www.hostelworld.com —> Esta página me gusta mucho, lo único que tiene es que cobran una pequeña comisión y si cancelas se la quedan. Si no cancelas esa comisión es parte de la tarifa así que en realidad no cobran ningún extra.

www.hostels.com

www.booking.com —> Aquí encuentras de todo, hoteles, hostels, etc. No cobran comisión pero si te fijas con atención las tarifas son un pelín más altas que en hostelworld. La web no me gusta tanto, tiene muchas ventanitas que se abren y la verdad que la experiencia general de la web no me gusta jaja, es algo mío supongo. Como plus, la mayoría de las cancelaciones son sin cargo, siempre en el plazo establecido, claro.

Web de cada hostel —> Recomiendo mirar los precios siempre en la página web propia del establecimiento antes de reservar por cualquier otro lado, así nos aseguramos que tenemos la mejor tarifa posible 😉

 

Sé que las fotos no son las más bonitas, pero quería poner fotos de lo que realmente se ve en un hostel. Las fotos que muestran los propios establecimientos por internet en la mayoría de los casos buscan ángulos o situaciones súper favorecedoras, no siempre se acercan a la realidad. O bien muestran las habitaciones súper ordenadas (porque están vacías) o salas comunes llenas de gente divirtiéndose (no siempre es el caso) etcétera.

En el próximo post hablaré de los Bed & Breakfast, de Couchsurfing y otras modalidades de alojamiento. Nos vemos!

 

 

 

 

Un pensamiento en “¿Hotel…hostel? ¿Sabes la diferencia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *