¿Ir a Gante o Brujas? ¿Por qué no los dos?

Mi fin de semana en Bélgica se anticipaba ajetreado: Dos días y medio para recorrer Bruselas, tomar cerveza, comer chocolate, huir del Manneken Pis y las camionetas de gofres, ir a Brujas…

Brujas es una ciudad icónica, todo el mundo sabe de ella, aunque no hayan ido conocen a alguien que cuando fue a Europa fue y le encantó. Entonces, ¿por qué cuando busco en Google “ir de Bruselas a Brujas” me salen cosas de Gante? ¿Dónde merrrda queda Gante? Ahora estoy confundida, ¿qué hago?, ¿voy?, ¿valdrá la pena?, ¿qué tiene para ver?, ¿es más de lo mismo?…ARRRGGGG

Gante_1

Edificios de Gante.

Una de mis actividades online favoritas es googlear. Amo encontrar la combinación justa de palabras y encontrar esa página web perdida en la matrix que tiene la información que estoy buscando. Los casos perdidos son mis preferidos, como cuando alguien te dice “ya busqué, y no sale nada”…Ahí llego yo al rescate. Encuentro restaurantes con comidas especiales, horarios de bus raros, personas…Todo. Así que naturalmente empecé a teclear de forma frenética diferentes combinaciones de las palabras ‘ir’ ‘gante’ ‘o’ ‘brujas’ ‘más’ ‘lindo’, y un largo etcétera. Abrir en nueva pestaña, abrir en nueva pestaña. Parezco un robot poseído.

Encontré algunas críticas en Trip Advisor que hablaban de lo mucho que les gustó Gante, incluso gente que lo prefería a Brujas…

A ver, seamos claros: Si hay que ir a Gante es porque está de camino a Brujas y perfectamente se puede aprovechar para ir a los dos. Gante tiene muchos edificios históricos y es muy bonito de ver. Es la segunda ciudad medieval más grande, después de París.

Pero no nos confundamos, frente a la eventualidad de tener que elegir no la cambiaría por Brujas.

Puedo ilustrar esta elección con una analogía sobre zapatos: Unos zapatos de leopardo pueden ser muy fashion y muy lindos, pero a menos que tengas una colección de 20 pares de zapatos, siempre te recomendaría que te compraras unos stilletos negros antes.

Lo más importante antes.

Las dos ciudades son muy bonitas, con arquitectura medieval y todo eso, pero Brujas prevalece por el simple motivo de que es la ciudad medieval mejor conservada de Europa, y su encanto, para caer en clichés, no tiene rival. Además, puede que Gante sea de las más grandes bla bla bla, pero desconozco la densidad de puntos de interés turístico que tiene, quizás es muy grande, pero en la periferia es donde vive la gente y no hay nada demasiado interesante…

De cualquier forma repito, no se confundan! No son lo mismo, una ciudad no descarta a la otra y teniendo la posibilidad siempre recomendaría visitar las dos.

Río Lys Gante

Río Lys, Gante.

Para aquellos que hagan viajes express, como la mayoría de los viajes que hago yo, decirles que afortunadamente existe la posibilidad de, bien ir por cuenta propia a las dos ciudades en el mismo día, o hacer tours que incluyen Gante y Brujas, también en el mismo día. Las dos ciudades son bastante pequeñas y se recorren facilmente a pie, está claro que no sería un ejemplo del slow travelling (o ‘viajar lento’) pero siendo la realidad de muchos viajeros que Europa se convierte en una tablero de parchís donde se salta de una casilla a la otra muy rápido para ver lo más posible, decirles que no está nada mal ver las dos ciudades en un día.

Mi opción fue la de hacer un tour. El razonamiento de base fue que la suma del precio de los billetes de los trenes que tendría que tomar (Bruselas-Gante, Gante-Brujas, Brujas-Bruselas) resultaba en una ínfima diferencia del precio del tour. Con la diferencia de que con el tour iba en bus, calentita, no me preocupaba por dónde me bajaba o a dónde iba, y además tenía un guía que me contaría toda la historia del lugar. En esta elección no hubo dudas.

La única diferencia a favor de ir por cuenta propia que puedo considerar es el poder salir de Bruselas más temprano y volver más tarde aprovechando así más horas en Gante y/o Brujas, pero incluso esto es cuestionable, ya que el ‘salir más temprano’ implicaría estar subiéndome a un tren a las seis de la mañana y que yendo en invierno anochece muy temprano y hace bastante frío, así que luego de todo el día de dar vueltas dudo que me quisiera quedar hasta las diez de la noche en Brujas para llegar a medianoche a Bruselas y tener que de alguna forma arrastrarme hasta el hostel. Pero bueno, las opciones están, quizás alquilando un coche…Como siempre, depende del tipo de viaje que haga cada uno y de la época del año, en verano oscurece más tarde por ejemplo.

Gante chica en bici

Chica desabrigada en bici.

Los Stroppendragers.

Lo que más me gusto de Gante fue el carácter de  sus habitantes. El emblema de la ciudad es un hombre con una soga atada al cuello, pues a los ganteses se les conoce como los Stroppendragers, los que cargan la soga. Por el año 1500 y pico, el rey Carlos V ante la actitud de los ganteses de no querer colaborar económicamente con las guerras en las que se metía, derribó las puertas de la ciudad y descolgó la campana de Roeldan, símbolo de la independencia de Gante.

Plaquitas de bronce por el suelo de Gante: Stroppendragers.

Plaquitas de bronce por el suelo de Gante: Stroppendragers.

Como esto no fue suficiente para que a Carlos V -muy simpático por cierto- se le pasara el enojo de que los Ganteses no aflojaran los bolsillos, ahorcó a unos cuantos, y a los que no, los obligó a pedir clemencia con una soga atada al cuello.

Pese a toda la humillación que sufrieron, los ganteses han dado vuelta la historia para enorgullecerse de todo ese sufrimiento y su apodo, tanto que al día de hoy las fiestas de gante, que por cierto es de las fiestas populares más grandes de Europa, se abren con un desfile de gente que lleva una soga al cuello.

Actitud gantesa: 10 puntos!

La ciudad de las tres torres.

Gante se conoce como la ciudad de las tres torres, siendo las torres la de la Catedral de San Bavón, la torre del campanario, sí, la del cuento de antes, y según leí en algunos el campanario más alto del mundo, que tiene un dragón en la cima y sólo por eso me conquistó (Team Targaryen a muerte) y la iglesia de San Nicolás. El campanario es tan importante para los ganteses que hay quienes estudian para carrillonista (digamos que ‘tocador de campanas profesional’), al parecer son muy entusiastas de las campanas.

La Catedral de San Bavón, vista posterior.

La Catedral de San Bavón, vista posterior.

Torre campanario Gante

La torre del campanario.

Iglesia de San Nicolás

Iglesia de San Nicolás.

¿Qué más?

Como dato curioso en la plaza del castillo de Gravensteen hay unas farolas que están conectadas a la maternidad del hospital de Gante, y las encienden y las apagan cuando nace un nuevo Stroppendrager. Así de orgullosos están de ser ganteses. Mientras yo estuve allí o no nació ninguno o las farolas tenían la bombilla quemada, quizás saben mucho de campanas pero de electricidad ni papa.

Gante tiene mucho más para ofrecer que las tres torres o el carácter de los Stroppendragers, como el rollo de papel higiénico gigante que está escondido en sus calles:

Rollo de papel higiénico gigante.

Rollo de papel higiénico gigante.

Recomiendo la web de “use it travel” http://www.use-it.travel/ que tiene información turística para gente joven, con mapas muy divertidos, recomendaciones de lugares no necesariamente turísticos y tips para comportarse como un local en cada ciudad. No reciben remuneración alguna por sus recomendaciones así que los lugares que recomiendan es porque tienen algo que vale la pena, la verdad que está muy bien, así fue como descubrí el rollo de papel higiénico: “UN ROLLO DE PAPEL HIGIÉNICO GIGANTE??? TENGO QUE IR!!!”. Además los mapas están decorados con ilustraciones muy chulas! Desde la web podéis imprimir los mapas o intentar conseguirlos en algún hostel, de momento está disponible solo en inglés.

Mi mapa y mi postre para el camino!

Mi mapa y mi postre para el camino de vuelta!

Mi aventura por Bélgica no terminó en Gante, así que te propongo seguirme en Facebook, Twitter, o suscribirte al blog para enterarte de mi próxima publicación!

Si te gustó podés compartirlo, y si estuviste en Bélgica puedes dejar un comentario contándome qué tal te pareció!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *