Delos: No se pone más mitológico que esto.

No nos dejemos engañar por lo poca cosa que parece en el mapa, pues según la mitología griega, la isla de Delos emergió agarrada del tridente de Poseidón para más tarde ser encadenada al fondo del mar por Zeus, que nervioso por haberle metido los cuernos a Hera, quiso proteger la isla de su ira, y proveer a Leto -a quién había dejado preñada- de un lugar seguro para tener a sus hijos Apolo y Artemisa.

Qué emocionante!!! La mitología griega es lo más del mundo mundial.

Delos es una isla muy pequeñita situada al suroeste de Mykonos. Tiene solo 3,5 km de superficie y se puede llegar por ferry sin problemas, las salidas son desde el centro de Mykonos y el viaje de ida y vuelta cuesta algo así como unos 17€.

Ferry_delos_grecia

Los Ferrys.

 

Pese a que ya no vive nadie allí, hay evidencia de que en algún momento de su historia alojó a aproximadamente 30.000 habitantes, que, según el Ministerio de Cultura y Deporte griego, vivían en una especie de utopía, respetando las creencias de las diferentes nacionalidades mediterráneas que allí se congregaban, trabajando codo con codo y viviendo en paz, algo que hoy en día en el Mediterráneo es imposible de ver.

La isla es Patrimonio Cultural de la Humanidad y aloja uno de los museos arqueológicos más valiosos de toda Grecia, y para variar, cuando fuimos allí, no sabíamos ni lo que papa íbamos a ver jajajaja, qué verguenza me da admitir estas cosas!

Ahora que estoy documentando mis viajes en este blog, me doy cuenta que muchas de las cosas super chulas que veo cuando viajo es por pura suerte, ya sea por que alguien me las recomienda, o que por gracia del universo termino viendo, algo así como “Mirá, hay una isla super cerca, salen barquitos de acá, vamos?” Y PAM! Resulta que Apolo nació allí.

templo_delos_grecia

La entrada a Delos vale solo 5€, muy barato para el estándar de entradas a lugares históricos Europeos, además se pagan con gusto pues es el único ingreso de toda la isla. Es evidente en qué se invierte el dinero, a diferencia de otros lugares con precios de entradas carísimos, en ciudades donde además se pagan impuestos. En Delos no hay impuestos porque allí no vive nadie, y alguien tiene que pagar por recoger la basura de los turistas y todas esas cosas.

A partir de que se llega a la isla estás por tu cuenta a menos que contrates un guía turístico. Hay bastante para ver y se camina entre rocas y vegetación árida hasta llegar a la cima del monte Cintos.

Se pueden ver cosas muy lindas, como los mosaicos que decoraban algunas casas, y cosas muy ‘locas’ como el templo de Afrodita o el de Apolo, en el que antiguamente había una gran estatua -un coloso- de la que solo queda una mano en un museo y un pie en otro, el pie está en el Museo Británico, qué pinta ahí, nunca lo sabremos. Pobre Apolo, lo mutilaron.

Los mosaicos.

Los mosaicos.

En la página web del British Museum explican que los miembros de estatuas colosales, particularmente pies, eran adquiridos por coleccionistas del siglo XVIII como curiosidades. Quizás por eso es que las estatuas están todas mutiladas. Para que nos hagamos una idea, el coloso de Rhodas medía unos 32 metros de alto aproximadamente.

Voy a robarme un pie de un maniquí en El Corte Inglés y lo pondré en mi mesita de luz. Cuando me pregunten voy a decir que es mi visión de la idea del arte del siglo XVIII. Quedo como una genia, una visionaria del arte.

casas_delos_grecia

Es bastante impresionante estar ahí y poder imaginarse lo que era vivir allí por aquellos tiempos, se puede ver toda la disposición de las casas, templos y hasta un teatro. Me imagino viviendo allí, saliendo al amanecer a buscar agua con un ánfora apretada contra las caderas, con mi vestido blanco y mis sandalias de tiras…QUÉ? Seguro alguna griega de Delos vivió esa situación exacta en algún momento de su vida, no??? Jajajajja.

panoramica_delos_grecia

Panorámica de Delos con vista del teatro.

 

En fin, Delos está llena de ruinas, cachos de piedras, columnas caídas, y no tiene mucho para ver para quienes no quieran ver más allá, pero si uno tiene imaginación, es imposible no pasárselo bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *