Archivo de la categoría: Europa

No me gusta Madrid, peeero…

No me gusta Madrid.

Es una ciudad linda, no me malinterpreten, pero cada vez que voy me vuelvo con la sensación de que no vi nada diferente.

También es una ciudad muy grande y dudo que haya recorrido lo suficiente como para tener una opinión cien por cien válida, así que quedan advertidos.

Sigue leyendo

Rembrandt y Taylor Swift: Para gustos… Holanda!

Hoy voy a hablar de mi visita a Rotterdam, de cómo y por qué llegué allí.

Voy a abrir mi corazón y dejar toda vergüenza a un lado para contarles la verdadera razón por la cual terminé yendo a esta maravillosa ciudad:

Sigue leyendo

Valldemossa, un tesoro en la Sierra de Tramontana.

Mallorca. El mero nombre nos transporta a veranos de aguas turquesas, playas y diversión.

Si bien uno puede ir a conocer Palma de Mallorca y luego zambullirse en el Mediterráneo en alguna playa cercana, una visita a la Sierra de Tramontana es algo indiscutiblemente necesario.

Suena a que Mallorca lo ofrece todo: Playa, ciudad y montaña. Lástima que las alemanitas vayan a hacer peting, o chuping o… ESO que hacen…

Sigue leyendo

Una visita a las Cuevas del Drach.

Hace unos días publicaba un post sobre las Cuevas dels Hams situadas en Porto Cristo, Mallorca, hoy sigo contándoles sobre los hermosos días que pasé en Mallorca, así que nos vamos de paseo a las imponentes Cuevas del Drach.

Sigue leyendo

Las Cuevas Dels Hams: Como ir al espacio en la Tierra.

No me imaginé que tan cerca podía sentirme transportada a una película setentera sobre marcianos. Visitando las Cuevas Dels Hams en Mallorca, es fácil imaginarse aterrizando en Marte saludando marcianos.

Sigue leyendo

De Barcelona a Mallorca: Como una hojita al viento.

España es tan grande y tan rica en lugares increíbles que quienes vivimos acá muchas veces nos olvidamos de pensar en destinos nacionales a la hora de planificar viajes, o a la hora de soñar viajes.

Cuando soñamos soñamos con lugares especiales, con historia maravillosa, con naturaleza frondosa, con playas paradisíacas, lugares de película… Pensamos en ciudades como Roma, en playas como las de Santorini o en parques naturales como…yoquesé, Yellowstone…

…O al menos yo soy así de estúpida.

Sigue leyendo

Llegar a Budapest y no perderse en el intento.

Cuando era chica Budapest se me antojaba como un destino exótico.

Exótico por no decir inalcanzable.

Años y años después terminé paseando por las calles solitarias de esta ciudad que aún al día de hoy me intriga y que reclama mi vuelta.

Sigue leyendo

Resaca draculesca en el tren fatídico hacia Budapest.

El tren más incómodo del mundo partía  por la mañana desde Viena rumbo a Budapest.

Por algún motivo que aún desconozco -sigo adjudicándolo a la suerte- conseguí encontrar la vía correcta y subirme al tren a tiempo.

Mi cabeza daba vueltas y las náuseas me invadían…No, no eran nervios, eran las zarpas de una inevitable e imperiosa resaca que se adentraba por todos los orificios de mi cabeza, rastrera, hasta apretar con sus garras todos los pedacitos de mi cerebro, escurriendo el poco líquido vital que le quedaba.

Sigue leyendo

La frase “por el amor al arte” nunca tuvo tanto sentido. ¿Paseamos por Montmartre?

A mi no me gustaba el arte. De hecho, ni siquiera me interesaba.

Cinco minutos en Montmartre y se me pasó la estupidez.

Sigue leyendo

París, encantada de conocerte, yo soy Melisa.

Para ser justa con París, tengo que hablar sobre el día en que nos conocimos.

No hablo de Hilton, esa es Paris sin tilde, y yo hablo de París con tilde, o sea, la ciudad. Casi casi tan glamouroso como la otra París, la del tilde. Por si los enredé, aclaro que a Paris Hilton no la conozco en persona.

París fue mi primer viaje… Sí, había viajado un poco antes, había estado en Argentina, Brasil y Estados Unidos, pero a veces, por mucho que uno tenga ‘experiencia’ en algo, un día llega lo mismo pero por algún motivo es diferente -o sea que no es lo mismo, pero ustedes me entienden-. Ir a París fue diferente que los demás viajes.

Sigue leyendo